miércoles, 29 de julio de 2020

TÍTULO DE ESPECIALISTA EN GESTIÓN Y CONSERVACIÓN DE LOBO IBÉRICO 2ªEdición

En el periodo de Octubre a Noviembre de 2020, se celebrará el Título de Especialista en Gestión y Conservación del Lobo Ibérico por la Universidad de León. 2ª Ed. en la provincia de Zamora.

http://www.espanawaves.es/


IMPORTANTE: La reserva de plaza se realiza por riguroso orden de preinscripción
Alumnos: mín.-20 // máx.-60


Presentación

En el periodo de Octubre a Noviembre de 2020, se celebrará el Título de Especialista en Gestión y Conservación del Lobo Ibérico por la Universidad de León. 2ª Ed. en la provincia de Zamora.

Este título se estructura en 16 temas divididos en 2 módulos y 10 prácticas. Su modalidad de impartición es semipresencial y supone 21,4 créditos ECTS. Tras lo ocurrido por el COVID-19, los temas se impartirán de manera on-line y la parte presencial estará constituida por la parte práctica, que tendrá lugar durante 2 fines de semana del mes de Noviembre de 2020.

El objetivo principal de este curso es que el alumno consiga conocimiento especializado de ecopatología, ecologia y biología del lobo ibérico y de cómo pueden afectar estos aspectos a su gestión y conservación.


Enlace a Youtube:  https://youtu.be/ktHB-1Hspzk

·  Objetivos

·  Destinatarios

·  Comités

·  Matrículas

·  Inscripción

·  Información


Organizado por:


Colaboran:




lunes, 13 de julio de 2020

El Centro del Lobo Ibérico vuelve a abrir sus puertas al público


Estimad@s amig@s:

Os comunico que el Centro del Lobo Ibérico de CyL "Félix Rodríguez de la Fuente" ha vuelto a abrir sus puertas al público desde el viernes 26 de junio. DEBIDO A LAS MEDIDAS DE PREVENCIÓN Y CONTROL POR EL COVID-19 SOLO SE REALIZARÁN VISITAS GUIADAS Y CON RESERVA PREVIA, QUE SE CONTRATARÁN EXCLUSIVAMENTE A TRAVÉS DE LA WEB.

 
Durante los meses de julio y agosto no se admitirán visitas libres, y las visitas guiadas podrán realizarse de martes a domingo, permaneciendo los lunes cerrados al público. Como el aforo diario se ha reducido oficialmente a un máximo de 120 personas, distribuidas en 8 grupos de hasta 15 personas, os sugiero a los que tengáis interés en visitar el Centro del Lobo durante este verano que hagáis la reserva de plaza a la mayor brevedad.

Os indico a continuación los enlaces a las páginas de la web del Centro en las que se indican los horarios de visitas y la forma de realizar las reservas online. 
Saludos y aullidos para tod@s.
Carlos Sanz

https://centrodellobo.es/ficheros/Horario_JULIO-AGOSTO_2020_centro_del_lobo.pdf

https://centrodellobo.es/visitas-y-horario

https://centrodellobo.es/reserva


Primeros días de los tres cachorros del Centro del Lobo


Enlace al video en Youtube: https://youtu.be/_W5i7-wo8pw

sábado, 23 de mayo de 2020

El Centro del Lobo incrementa su población con tres nuevos cachorros

La camada se une a los 11 ejemplares que viven en el recinto "Félix Rodríguez de la Fuente", de Robledo de Sanabria. 
J. A. G. 15.05.2020

Enlace: 

El Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León – Félix Rodriguez de la Fuente, acogió ayer, 14 de mayo, el nacimiento de tres cachorros de lobo, que se unen a los 11 ejemplares que actualmente viven en las instalaciones de Robledo de Sanabria, según informa la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, y la Fundación Patrimonio Natural.

La loba "Jara" con sus tres crías en el 
Centro "Félix Rodríguez de la Fuente" 
Fuente: Fundación Patrimonio Natural

Tras un periodo de gestación de unos 62 días la loba "Jara" parió a 3 cachorros, estando la madre y los cachorros perfectamente en este momento y a cargo del experimentado equipo de Manejo y Control Veterinario del Centro, añade la Junta.

Los progenitores son "Sauron" y "Jara"', que van a cumplir nueve y siete años respectivamente. El macho nació en el Parque de la Naturaleza de 'Sendaviva' en Arguedas (Navarra) y fue cedido siendo cachorro al Centro del Lobo.

La historia de "Jara" es más singular. Esta loba fue dejada anónimamente en el cajón de recepción del Centro de Recepción de Animales Salvajes (CRAS) de Villaralbo, en octubre de 2013, junto a una nota que decía que la habían encontrado en el campo y que "creyendo" que era un perro se la habían llevado a casa, donde convivió con la familia hasta que se dieron cuenta que era un lobo, fue en ese momento cuando fue entregado al centro zamorano gestionado por la Fundación Patrimonio Natural.

Las cópulas entre "Jara" y "Sauron" se produjeron en los primeros días del mes de marzo y durante las semanas posteriores se llevó a cabo un exhaustivo seguimiento del estado de la loba gestante a través de equipo veterinario y de manejo del Centro.

Durante los últimos días de gestación "Jara" fue trasladada a unas dependencias del Centro dotadas de una "lobera", donde finalmente parió en la tarde de ayer jueves 14 de mayo. La monitorización fue realizada por el equipo del Centro a través de cámaras instaladas en el recinto, desde las cuales se puede efectuar el seguimiento de los ejemplares de lobo durante las 24 horas del día.

El Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León está gestionado por la Fundación Patrimonio Natural, entidad dependiente de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y fue creado como un centro de educación ambiental, para lo que cuenta con un equipo de educadores ambientales y monitores.

Desde la apertura por parte de la Junta de Castilla y León, el 19 de octubre del 2015, en colaboración del Ayuntamiento de Puebla de Sanabria y el Ministerio de Medio Ambiente, sus instalaciones han sido visitadas por más de 160.000 visitantes, lo que da idea de la importancia socioeconómica que tiene en la Sierra de la Culebra y en la comarca de Sanabria, desestacionalizando un turismo que tiene una importante repercusión tanto en los alojamientos de la comarca como en el sector de la restauración.


Los otros nacimientos

El 3 de junio del 2016 nacieron los primeros lobeznos en el Centro del Lobo y fue "Dakota" quien parió al primero ejemplar, que fue "bautizado" con el nombre Robledo, en honor a la localidad que acoge las instalaciones. Todo el proceso se controló perfectamente gracias a las diferentes ecografías que se le realizaron y a la experiencia del equipo de manejo y veterinario. Este ejemplar se puede ver en el centro.

El miércoles 29 de mayo del 2019, la loba "Oscura" parió cuatro crías, una de las cuales nació sin vida. Fueron aproximadamente 60 días de gestación y el parto se desarrolló correctamente en la lobera acondicionada para ello.


viernes, 1 de mayo de 2020

EL CENTRO DEL LOBO IBÉRICO DE CASTILLA Y LEÓN "FÉLIX RODRÍGUEZ DE LA FUENTE"


Artículo publicado casi simultáneamente en el nº 5 de LUPARIA, Revista de Estudios Licológicos editada por la Asociación de Amigos del Lobo de Sierra Morena, en el nº 10 de la Revista LA OSERA, editada por Acción Ecologista Pastores de la Naturaleza, y en el nº 12 de la Revista de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED - 100cias@uned), aunque con algunas variaciones en el texto y en las imágenes que lo ilustran.  


El texto está basado en la web http://www.centrodellobo.es , con aportaciones de Carlos Sanz (biólogo responsable del mantenimiento y manejo de los animales en el Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León ‘Félix Rodríguez de la Fuente’). Centro gestionado por la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León: https://patrimonionatural.org

https://drive.google.com/file/d/13PpkBVRrOp34Qz0dmiWfDSXVOt29zl9g/view?usp=sharing


https://drive.google.com/file/d/1XMM4TPZCT4lAjBTXUnKAIMKdgH0WdDvY/view?usp=sharing


Luparia, Revista de Estudios Licológicos, 5 (2019)

EL CENTRO DEL LOBO IBÉRICO DE CASTILLA Y LEÓN ‘FÉLIX RODRÍGUEZ DE LA FUENTE’
Carlos Sanz

El Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León se encuentra ubicado en un Monte de Utilidad Pública de Robledo de Sanabria, en el término municipal de Puebla de Sanabria, al noroeste de la provincia de Zamora, y lindando con Portugal. Fue construido por la Junta de Castilla y León con la colaboración de otras instituciones, y actualmente está gestionado por la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León.

La mayor parte del espacio está ocupado por un pinar de repoblación, que se combina puntualmente con algunos bosquetes de roble melojo, abedules y alisos, junto con formaciones de matorral húmedo y pastizales en las orillas de los arroyos y en los fondos de valle.

Está incluido dentro de los terrenos de la Sierra de La Culebra, un Espacio Natural Protegido de Castilla y León que es Reserva Regional de Caza, y que además se encuentra dentro de la Red Natura 2000 de la Unión Europea, como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC). Y asimismo forma parte de la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica desde su declaración por la UNESCO el 9 de junio de 2015.

Fachada principal del Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León

Sierra de la Culebra y embalse de Cernadilla, en el noroeste de Zamora


La Sierra de la Culebra es un espacio natural de media montaña que conecta las llanuras del noroeste zamorano con la montaña sanabresa. Como área de transición entre estos espacios geográficos, la Culebra es una sierra de grandes contrastes que concentra una amplia gama de paisajes y una interesante variedad de ecosistemas.

Su valor natural más importante, sin olvidar la presencia de interesantes singularidades botánicas y zoológicas, reside en la existencia de una rica comunidad faunística en la que destaca su población lobuna, que regula y selecciona una pujante y variada población de ungulados silvestres.

El Centro del Lobo Ibérico se abrió al público por primera vez el 6 de octubre de 2015, y se inauguró oficialmente el 19 de ese mismo mes, con la presencia del Consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y de otras autoridades autonómicas y locales, como el Alcalde de Puebla de Sanabria.

El 23 de marzo de 2018 fue rebautizado con el nombre de Félix Rodríguez de la Fuente, como homenaje a este carismático, admirado y añorado naturalista, al que le debemos entre otras muchas cosas que el lobo ibérico (Canis lupus signatus) no se extinguiera en España, como ya había ocurrido en casi todos nuestros países vecinos de Europa occidental. Al emotivo encuentro, celebrado en el 90 aniversario de su nacimiento, acudió su hija Odile, varios amigos y colaboradores de Félix en el mítico programa televisivo de El Hombre y la Tierra, y diversos responsables de la Junta de Castilla y León y de la Fundación Patrimonio Natural, que gestiona el Centro.

El Centro está concebido como un recurso educativo y de dinamización socioeconómica de la comarca, ligado al Plan de Conservación y Gestión del Lobo en Castilla y León, que permite a sus visitantes:
 
* Disfrutar de la observación de lobos ibéricos en condiciones de semi-libertad.
* Conocer su interesante biología y ecología, los planes que garantizan su conservación y gestión, y el rico patrimonio cultural derivado de su relación con las poblaciones humanas.
* Valorar la importancia de la especie como elemento dinamizador del medio rural.
* Acceder a los valores y recursos turísticos del espacio natural donde está ubicado.

El Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León se rebautizó con el nombre de 
Félix Rodríguez de la Fuente el 23 de marzo de 2018

 
INSTALACIONES

El Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León Félix Rodríguez de la Fuente cuenta con las siguientes instalaciones:

Centro de Interpretación

Se trata de una edificación de 1.800 m², integrada con el entorno, que responde a criterios de ecoeficiencia y que evoca y reinterpreta elementos patrimoniales asociados al lobo.
En su diseño se han tenido en cuenta factores bioclimáticos, como el uso de materiales propios de la zona, la disposición enterrada del edificio para incrementar su aislamiento, la existencia de una cubierta ajardinada o la iluminación natural a través de lucernarios, y utiliza energías renovables.
La dotación expositiva del Centro de Interpretación está dividido en seis espacios: 4 salas, Recepción y pasillos, además de una Sala de Proyecciones y de otra Sala Educativa y de Usos Múltiples.

Sala 1.- Los conocimientos y la gestión del Lobo
Recrea un laboratorio científico, que evoluciona estéticamente entre el siglo pasado y el momento actual, donde los visitantes pueden conocer objetos relacionados con la investigación sobre la especie: collares radio-emisores, cámaras de foto-trampeo, herramientas de laboratorio, cráneos, etc. y donde la información se muestra en las estanterías, en los expositores, encima de las mesas, en pizarras y tablones de anuncios, y los ordenadores de los investigadores ofrecen una amplia información interactiva sobre los contenidos de la sala.

Sala 2.-. Palabras en la noche
Es una de las partes más singulares de la dotación interpretativa y un contrapunto perfecto de la observación de los animales en su medio. En ella se ha creado un escenario donde los visitantes pueden conocer, emocionarse y disfrutar del patrimonio inmaterial relacionado con el lobo, transmitido de manera oral entre generaciones, resultado de la larga relación cultural entre este y el ser humano.

Aquí, los visitantes se sientan en un ambiente iluminado por tres proyecciones audiovisuales, con cielo nocturno y fuego de hoguera, y se ofrecen imágenes en blanco y negro de personas (hombres y mujeres, niños y mayores), sentados a su altura que empiezan a contar historias, cuentos, experiencias, oraciones, adivinanzas, canciones y mitos, todos ellos relacionados con el lobo.

Sala 3.- Patrimonio material del Lobo: El resultado final de relaciones milenarias
Esta estancia acoge muestras representativas del patrimonio material derivado de la relación entre lobos y hombres a lo largo de la historia, desde el Paleolítico a la actualidad, con piezas arqueológicas, históricas y etnográficas muy variadas, dispuestas para que se puedan observar de cerca y tocar -permitiendo que personas con problemas de movilidad o visión puedan acceder a ellas con facilidad- y con un audiovisual de gran calidad, que revelan toda la riqueza del patrimonio cultural derivado de esta especie.

Sala 4.- Acompañando al cazador nocturno
Cuando el ciclo de luces y sonido ambiente de los pasillos indican que llega la oscuridad, es el momento en que los visitantes se pueden acercar a esta sala para disfrutar del cazador nocturno. Porque el lobo de la península Ibérica caza de noche, y queremos que los visitantes del centro "se metan en su piel" para sentir cómo es la búsqueda apenas sin luz de presas en el bosque.

Recepción - Vestíbulo

El lugar donde el viajero puede conocer de forma atractiva y amena el concepto y los objetivos del Centro, y los contenidos de sus diferentes salas, atender sus necesidades, dudas y preguntas, adquirir un recuerdo y exponer de manera fácilmente comprensible las normas de conducta.
 
 Vestíbulo de entrada al Centro del Lobo Ibérico

Visitantes en la Sala 1 del Centro, dedicada a los conocimientos y la gestión del lobo
 
Visitantes en la Sala 3 del Centro, dedicada al patrimonio material relacionado con el lobo 
 
Pasillos y vitrina de la tienda verde del Centro del Lobo

Pasillos: Territorio de ganados y lobos

Los pasillos evocan la idea de un viaje de exploración, un recorrido por un mundo imaginario lleno de referencias al territorio real que se puede disfrutar con todos los sentidos; por ejemplo, el tacto a través de la textura de la madera, la piedra, el hierro o la lana, o a través del oído disfrutando de su banda sonora diurna y nocturna, como cantos de pájaros, arroyos, viento, truenos, folklore, aullidos...
Muestra el importante patrimonio natural y cultural derivado de la relación entre las comunidades humanas y el medio que ocupan en la Sierra de La Culebra, en el que destaca la ganadería extensiva.

Sala de Proyecciones

En este espacio se puede disfrutar de audiovisuales producidos por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, que tratan sobre el lobo en esta región y las labores de conservación y gestión de la especie.

Sala educativa y de usos múltiples

Se trata de una zona destinada a la realización de talleres educativos con escolares u otras actividades temporales –como charlas, reuniones, cursos- con público adulto e infantil.

Recintos vallados y zona de visita exterior

Sobre una superficie total de 21 hectáreas, el Centro cuenta con dos grandes recintos principales vallados, de unas 3 hectáreas cada uno, en los que se alojan varios ejemplares de lobo ibérico en régimen de semi-libertad, para que puedan ser observados por los visitantes.

Los recintos cuentan con vegetación natural, zonas de refugio, charcas artificiales y de un completo sistema de video-vigilancia para garantizar las condiciones de bienestar de los ejemplares.

Para facilitar la observación de los lobos se han construido varias sendas peatonales, algunas adaptadas para el tránsito por personas con discapacidad, y tres observatorios elevados con la intención de que los ejemplares puedan ser observados sin alterar sus pautas de comportamiento natural.

Además, el Centro cuenta con una Unidad de Manejo y Control Veterinario que dispone de distintas zonas de trabajo, que garantizan la atención veterinaria y bienestar de los ejemplares, y se complementa con un recinto de cuarentena y rehabilitación.

LOS LOBOS DEL CENTRO

Actualmente se encuentran en el Centro 7 ejemplares adultos (3 machos y 4 hembras) y cuatro lobatos nacidos el 29 de mayo de 2019 en sus instalaciones (1 macho y 3 hembras). Todos son animales nacidos en cautividad, excepto una hembra que nació en estado salvaje, y que fue depositada anónimamente, siendo todavía cachorra, en un centro de recuperación de animales salvajes tras ser encontrada en el campo, lo que les hace totalmente inviables para el medio natural. A todos ellos se les mantiene en las mejores condiciones físicas, psíquicas y sanitarias, y se les procura el mayor grado de bienestar animal posible y el máximo enriquecimiento ambiental.

La mayor parte de los ejemplares están socializados con sus cuidadores desde que nacieron, por lo que desarrollan sus pautas de comportamiento de forma similar a como lo harían los lobos salvajes, pero sin recelar excesivamente de la presencia de los humanos, lo que facilita su observación por parte del público en unas condiciones lo más parecidas posibles a las que tendrían en plena naturaleza. Además, y dentro del programa de educación ambiental, de sensibilización y de “desmitificación” de la especie que se lleva a cabo en las instalaciones del Centro, el equipo de la Unidad de Manejo y Control Veterinario realiza habitualmente una o varias sesiones de manejo con los lobos ante el público, interactuando directamente con ellos para favorecer el acercamiento de los animales a los miradores y asegurar su contemplación por parte de los visitantes a corta distancia.
 
Observatorio de Los Chiviteros, construido en piedra del entorno

Lobos aullando en el Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León

Carlos Sanz durante una sesión de manejo con los animales 
del Centro del Lobo de Castilla y León
 

MOTOR DE DESARROLLO SOCIOECONÓMICO PARA LA SIERRA DE LA CULEBRA Y EL NOROESTE DE ZAMORA

Desde que el Centro del Lobo Ibérico se abrió al público en octubre de 2015, ya ha superado las 150.000 visitas, con una media de 37.500 personas al año. Ello ha supuesto un importante revulsivo económico para la comarca de Sanabria en particular y para Zamora y toda la Comunidad de Castilla y León en general, desestacionalizando un turismo que tradicionalmente era de verano en la zona – con el Lago de Sanabria como principal atractivo, y que actualmente se distribuye a lo largo de todas las estaciones. El Centro del Lobo se ha erigido en estos últimos años en un importante referente para la conservación y la divulgación de la especie, tanto a nivel nacional como internacional, convirtiéndose asimismo en un destacado motor de desarrollo socioeconómico para la Sierra de la Culebra y su entorno.
 
¿CÓMO LLEGAR AL CENTRO DEL LOBO?

El acceso por carretera al Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León ‘Félix Rodríguez de la Fuente’ se realiza desde la localidad de Puebla de Sanabria, tomando la carretera comarcal ZA-921 en dirección Ungilde. Tras pasar esta población, continuamos en dirección a Robledo de Sanabria, donde en la misma entrada una señal nos dirige al Centro, situado a unos 1.500 metros. Alcanzado el aparcamiento, continuamos a pie por una senda y una pasarela de madera que nos conduce a la entrada principal del Centro.
 

Contacto:
centrodellobo@patrimonionatural.org
Teléfono: 608 373962 (de lunes a jueves) / 980 567638 (fines de semana)

Texto basado en la web http://www.centrodellobo.es con aportaciones de Carlos Sanz (biólogo responsable del mantenimiento y manejo de los animales en el Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León ‘Félix Rodríguez de la Fuente’).
Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León:
https://patrimonionatural.org
 
 
 
CARLOS SANZ
(Madrid, 1955).
http://carlossanzamigolobo.com
 
Carlos Sanz es un biólogo con amplia experiencia en la crianza, mantenimiento y manejo de animales silvestres, y un reconocido fotógrafo de naturaleza. También ha intervenido en multitud de programas de radio y televisión, así como en distintos cursos, jornadas y simposios, dando charlas y conferencias por toda España. Ha contribuido especialmente al estudio, conservación y divulgación de los singulares valores biológicos, ecológicos y socioculturales que rodean al lobo ibérico. Su amplia experiencia con este emblemático predador la inició en 1975 con Félix Rodríguez de la Fuente, con quien colaboró durante más de cinco años en los rodajes de El Hombre y la Tierra. Es coautor del libro Amigo Lobo y artífice de la exposición itinerante Amigo Lobo. Leyenda y realidad del Lobo Ibérico, que lleva exhibiéndose ininterrumpidamente desde 2001 en diversas salas y edificios emblemáticos de nuestro país. Asimismo, ha formado parte de los equipos que han rodado algunas de las más importantes y prestigiosas series televisivas sobre la naturaleza filmadas en España e Iberoamérica, tales como La Marisma y el Llano, De Polo a Polo o La España Salvaje I y II. Fue también director y guionista del documental Pacto con lobos (TVE), que -integrado en la serie Espacios Naturales- obtuvo el Premio Panda al Mejor Espacio de Divulgación Ambiental de Televisión 2006. Ha participado también en el diseño del equipamiento museístico de La Casa del Lobo de Belmonte de Miranda (Asturias) y del Centro de Recepción de Visitantes El Lobo de La Garganta (Cáceres). En la actualidad, es el responsable del mantenimiento y manejo de los lobos y de las sesiones didácticas que se realizan ante el público en el Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León.


Formato Digital de la revista 100cias@uned
Esta revista está dedicada a aspectos generales de la ciencia y a su enseñanza en la Facultad de Ciencias de la UNED.
Vida Científica
·  Colaboraciones en Ciencias de la Naturaleza:
- El Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León “Félix Rodríguez de la Fuente”, por Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León y Carlos Sanz


https://drive.google.com/file/d/1BNxStYMlPiSD3ldIGcRSsebRNukeP8sQ/view?usp=sharing

domingo, 26 de abril de 2020

EL PLANETA YA USÓ MASCARILLA EN 1970


https://drive.google.com/file/d/1odPm-9f3o_XsHKwtQ46SOB0kpKe59Nru/view?usp=sharing

EL CORREO
https://www.elcorreo.com/vivir/medio-ambiente/planeta-mascarilla-20200421121016-ntrc.html?fbclid=IwAR1QTK6A0uqTcRi8dOu5Osu-IB_1tqfHPCUJt1Lhosrc38dbJ29zLiMELg8

El planeta ya usó mascarilla en 1970
Celebremos el 50 aniversario del Día de la Tierra con un viaje de ida y vuelta hasta la manifestación que impulsó el ecologismo 

 La protesta de 1970 en Nueva York. / SANTI VISALLI/GETTY IMAGES

ISABEL IBÁÑEZ - Miércoles, 22 abril 2020

Lenin cumplía años cada 22 de abril, pero ese era un dato que el senador demócrata estadounidense Gaylord Nelson no tenía en su cabeza cuando eligió la fecha para instaurar el Día Mundial de la Tierra en 1970, coincidiendo ni más ni menos que con el centenario del nacimiento del líder soviétivo. La información, sin embargo, no pasó desapercibida para los contrarios a fomentar una jornada de lucha medioambiental, así que acusaron a la iniciativa de «bulo comunista», tratando de embarrar la primera gran marcha por el clima. En realidad, Nelson había elegido aquel día para que no coincidiera ni con vacaciones ni con exámenes y que así todos los estudiantes y maestros, los más concienciados, pudieran participar. Las calles se llenaron con 20 millones de personas, el 10% de su población, la manifestación más grande de la Historia del país. En aquel momento protestaban en especial por la polución; una de las actividades fue la recreación de un juicio a un Sedán negro que englobaba los males de la industria automovilística y su 'más potente' pero dañina gasolina con plomo –que no fue prohibida hasta 2000–. Acabó declarado culpable y machacado a mazazos. Por eso en aquellas marchas muchos exhibieron mascarillas como símbolo. En el fondo, las necesitaban.

Discípulo de Félix

En España hubo un hombre, al igual que Nelson, fundamental en la defensa del planeta. Se llamaba Félix Rodríguez de la Fuente y en aquellos años 70 mantuvo a los espectadores atados a sus sofás para ver 'El Hombre y la Tierra', que amamantó a muchos de los que hoy se tienen por ecologistas. Entre ellos, uno en verdad especial, Carlos Sanz, quien trabajó codo con codo con él en la serie y que hoy mantiene vivo su espíritu en el Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León (Robledo, Zamora): «Félix fue un auténtico visionario que alertó insistentemente de nuestro trágico destino si no se tomaban urgentes y drásticas medidas para frenar el deterioro ambiental provocado por las irresponsables y destructivas actividades humanas».

Carlos Sanz y Félix Rodríguez de la Fuente

Sanz, al que sus lobos sienten como padre y con los que suele unirse para aullar al atardecer, no puede por menos que asombrarse ante la paradoja de que el mismo coronavirus que nos mantiene confinados y que está provocando «una enorme mortalidad y mucha angustia y dolor esté a la vez permitiendo a nuestra Madre Tierra una liberación del yugo antropógeno y una descontaminación sin precedentes desde los inicios de la era industrial. El aire de las grandes ciudades se ha hecho más respirable, el agua de los ríos desemboca en los mares más limpia y cristalina, y todas las especies de océanos y continentes están disfrutando de una 'tregua'».

Tanto Nelson como Félix, ambos ya fallecidos, quedarían boquiabiertos, y decepcionados, al ver que este idílico panorama no lo ha dibujado el ser humano con sus leyes, manifestaciones y sus 50 Días de la Tierra, sino un mortífero virus que aún no ha dicho su última palabra.

Otros enlace relacionados:

Periódicos del Grupo Editorial VOCENTO en los que se ha publicado este reportaje:
EL CORREO (País Vasco)
https://www.elcorreo.com/vivir/medio-ambiente/planeta-mascarilla-20200421121016-ntrc.html?fbclid=IwAR1QTK6A0uqTcRi8dOu5Osu-IB_1tqfHPCUJt1Lhosrc38dbJ29zLiMELg8

EL NORTE DE CASTILLA (Castilla y León)


miércoles, 25 de marzo de 2020

LAS 300 MANADAS DE FÉLIX RODRÍGUEZ DE LA FUENTE

Reportaje basado en la entrevista realizada por la periodista Icíar Ochoa al biólogo Carlos Sanz, con motivo del 40 aniversario del accidente de Félix Rodríguez de la Fuente y otros compañeros de El Hombre y la Tierra en Alaska, el 14 de marzo de 1980, y publicada el domingo 22 de marzo en diversos periódicos del Grupo editorial VOCENTO. Información complementada con datos aportados por Mario Sáenz de Buruaga sobre la situación del lobo en España.




LAS 300 MANADAS DE FÉLIX

Carlos Sanz, biólogo y miembro del equipo de rodaje de la serie 'El hombre y la tierra', alimenta a dos ejemplares en el Centro del Lobo Ibérico, en Puebla de Sanabria, Zamora. / Alberto Mingueza

Son las familias de lobos que pueblan España 40 años después de la muerte del icónico naturalista burgalés. Forman parte de su valioso y también conflictivo legado 

ICÍAR OCHOA DE OLANO
Domingo, 22 marzo 2020, 09:17

Hasta ahora los hombres me habían contado una sarta de falsedades. En cambio, cuanto los lobos me han dicho es una verdad inconmovible. El lobo cruel es un protector incondicional de los débiles; el lobo traicionero es capaz de morir por fidelidad; el lobo asesino es un cazador que mata para comer pero detesta la violencia». Cuando Félix Rodríguez de la Fuente se propuso demostrar su experiencia con estos animales a través de varios capítulos monográficos en 'El hombre y la tierra', España estaba muy cerca de dar la puntilla a la especie feroz, de exterminarla para siempre. Se estima que, a finales de los sesenta, apenas quedaban 400 ejemplares en todo el país. Conocedor como nadie de su siniestro destino, el carismático naturalista burgalés se encargó de impedir su extinción. Lo hizo a base de un talento sobrenatural para la comunicación y de la extraordinaria influencia que ejerció en una sociedad sin conciencia ecológica y en las oscuras autoridades políticas de la época.

Carlos Sanz, uno de los mayores expertos en la conservación del predador rey en estas latitudes, conoce bien la historia. Le encontramos en la Sierra de la Culebra, al noreste de Zamora, uno de los lugares con mayor densidad de lobos salvajes de toda España. En pleno corazón de este conjunto montañoso, a unos diez kilómetros de Puebla de Sanabria y a otros tantos de la frontera lusa, logró hace cinco años que cuajara por fin un viejo sueño, con el respaldo de la Junta de Castilla y León, el Centro del Lobo Ibérico Félix Rodríguez de la Fuente. Allí viven en semilibertad, en veintiún hectáreas de terreno, once ejemplares –todos menos uno nacidos en cautividad– con los que trata de hacer añicos el mito del predador sanguinario y de mostrarlos ante 42.000 visitantes anuales «como lo que son, animales nobles, jerárquicos y solidarios».  

A la derecha,Carlos Sanz, cuando aún era un estudiante de Biología, con Félix Rodríguez de la Fuente, en una imagen tomada en 1977 en Pelegrina, Guadalajara, donde el equipo de filmación instaló su campamento base. / R. C.

Este madrileño de 64 años fue el miembro más joven del equipo de rodaje de la icónica serie y el criador de algunos de los lobos que el maestro empleó para sacudirnos el miedo hacia este mamífero y reemplazarlo por admiración. Envenenado por el apasionamiento con el que el naturalista castellano transmitía su vasto conocimiento sobre la naturaleza salvaje, Carlos Sanz se enroló en Biológicas. En 1975, en plena preparación del viaje del paso del ecuador, al avispado estudiante se le ocurrió recurrir a su tótem para proponerle que ejerciera de padrino de su promoción –a lo que respondió regalándoles una enciclopedia sobre fauna que rifaron en una cena a la que asistió con su esposa–. Y para, de paso, reclamarle un puesto de ayudante en Pelegrina, Guadalajara, el cuartel general para las filmaciones de 'El hombre y la tierra'. Sin sospecharlo, la mejor de sus fábulas estaba a punto de convertirse en una aventura fascinante.
 
No eran lobos salvajes

«Unos meses después les llegó una camada de cinco lobitos, procedente de una loba a la que habían matado en un pueblo de Burgos, y nos propuso que los criáramos e hiciéramos un estudio de comportamiento. Apenas tenían quince días de vida. El primer día de vacaciones tras terminar el curso allí estábamos otros cinco compañeros y yo». Aquel inolvidable verano del 75 Sanz lo pasó dando el biberón, pesando, midiendo, observando y jugando con Nerón, Kazán, Luna, Blanca y Belarri, en aquel campamento improvisado junto al río Dulce, hecho a base de tiendas militares y de cercos donde águilas imperiales, zorros, tejones, corzos o búhos aguardaban su turno de rodaje. «La gente pensaba que grabábamos con animales salvajes y aún hoy hay quien lo sigue pensando», se sonríe. «Solo criando lobos desde pequeñitos, acostumbrándolos a las personas, podríamos haberlos mostrado cazando una cabra montesa, aullando en manada, copulando o criando a sus crías», enfatiza el conservacionista.

La difusión de aquellas imágenes, hasta entonces inéditas, de la intimidad del «hermano» lobo, y el relato riguroso y vehemente de su persecución a sangre y fuego por parte de pastores y ganaderos despertó la sensibilidad de los españoles hacia la temida y detestada bestia. «Enseñó a la gente que el lobo mata ganado solo ocasionalmente y para comer, y que teme al hombre, al que instintivamente rehuye porque sabe que no es de fiar. Cambió la mentalidad de todo un país que lo veía como al diablo y, como tal, había que acabar con él. De hecho, en los pueblos existían las juntas provinciales de extinción de animales dañinos y los ayuntamientos tenían un dinero para pagar a quien apareciera con un lobo muerto, un lince, un águila imperial o un oso», recuerda Sanz. «Félix consiguió desmontar esas juntas y peleó con las cortes falangistas para que el lobo pasara a ser considerado una especie cinegética en la Ley de Caza de 1970. No todo el mundo entiende bien o acepta de buen grado que dejara de ser una alimaña para convertirse en una especie de caza mayor. Pero eso es justamente lo que salvó al lobo de la extinción en este país, como ocurrió en Francia, Alemania, Inglaterra o los Estados Unidos, donde no dejaron ni uno».

Hasta ese año, el 'canis lupus' era una especie dañina a exterminar por cualquier medio: cepos, lazos, estricnina.. También se podían saquear las loberas y se premiaba aparecer con uno muerto. «A partir de 1970 únicamente se le podía dar caza con armas de fuego, en las épocas hábiles para ello y en los lugares autorizados. Abatir a tiros a un lobo no es tan sencillo. Es un animal muy listo y esquivo». Como resultado de todo aquello, cuatro décadas después del precoz fallecimiento de su mayor valedor, unas 300 manadas compuestas en total por entre 2.000 y 3.000 individuos pueblan la geografía española, según el último censo oficial, avalado por el Ministerio de Agricultura. «Se trata de una población estable y en crecimiento que constituye la mayor de Europa occidental y una de las mejor conservadas del mundo», certifica el biólogo.

Vitrinas, furtivos y mastines


El regreso de esta emblemática especie ibérica y su expansión por la geografía española perpetúa el legado de Rodríguez de la Fuente, pero también ha servido de acicate para resucitar el conflicto milenario entre el hombre y el lobo. «Chocan dos mundos irreconciliables: el urbano, que tiene al lobo por una especie idealizada y en vitrina, al creer falsamente que se encuentra en extinción, y el rural, donde a menudo se ve como una amenaza para su modo de vida. En especial, en aquellas zonas donde ha reaparecido después de muchos años y donde ya no queda gente viva que conviviera con ellos, como es el caso de Ávila, Segovia, el País Vasco o Madrid», expone Mario Sáenz de Buruaga, biólogo e investigador de especies cinegéticas y protegidas de la península ibérica.

Esquilmado en Andalucía por el furtivismo pese a contar con un estatus de protección, las 300 manadas contabilizadas se distribuyen en Castilla León, Galicia, Cantabria, Asturias, Madrid , y en menor medida el País Vasco, La Rioja y Castilla-La Mancha, cuya presencia se ciñe a una manada en Guadalajara. La primera de esas comunidades y la que cuenta con el mayor número de estos depredadores libra la batalla más enconada entre ganaderos y ecologistas. Allí están censadas 179 manadas. De ellas, 152 patrullan el norte del Duero, donde está considerada como especie cinegética. Otras 27 hacen lo propio al sur del caudal, donde este predador goza de un régimen de protección que sobre el papel impide su caza.

Aunque el uso de mastines y de cercados eléctricos se revelan como eficaces herramientas para mantener al lobo a raya, «no son herramientas aplicables en todos los casos. La ganadería extensiva es uno de los pocos sostenes que le queda a la España vaciada. En pleno siglo XXI no se puede pretender que el pastor coja la manta y se eche al monte durante días. Hay que aflojar por las dos partes», defiende el experto.

En la Sierra de la Culebra, donde Sanz trabaja para desmontar el cuento de 'Caperucita roja y el lobo feroz', coinciden casi a diario y sin saberlo cazadores y turistas que han contratado algún tour privado para observar y fotografiar a alguno de los ejemplares de las once manadas que se esconden entre sus brezales. Unos y otros reportan unos 700.000 euros anuales a una comarca que empieza a dejar de contemplar a este depredador como a un enemigo para empezar a verlo como una firme oportunidad de subsistencia.


Gonzalo de las Heras

La Sierra de Guadarrama, en Madrid, su última reconquista territorial

El lobo no tiene nada fácil su reconquista de los territorios perdidos de España. Los furtivos y en menor medida las carreteras les acechan por el este y al sur. Mientras que Burgos y el País Vasco se aplican en cerrarle el paso a tiros, el predador parece haber desestimado misteriosamente la vía del Sistema Ibérico para ocupar zonas de La Rioja y Soria, en favor del sur. Cinco manadas se reparten ya la Sierra de Guadarrama, en Madrid.

El dato
400 Es el número de ejemplares que se estima quedaban en España a finales de los sesenta tras décadas de persecución implacable por parte de ganaderos y cazadores.  

https://drive.google.com/file/d/1fyPnNrMbhnQSeqUnZZOd9es9EwboyAqz/view?usp=sharing
Reportaje publicado en El Correo.
Para descargarlo en PDF, Clica Aquí


Versiones digitales de los periódicos del Grupo Vocento en los que se ha publicado el reportaje:

EL NORTE DE CASTILLA
https://www.elnortedecastilla.es/sociedad/manadas-felix-20200322114152-ntrc.html

HOY - EXTREMADURA
https://www.hoy.es/sociedad/manadas-felix-20200322114152-ntrc.html?ref=https:%2F%2Fwww.google.com%2F

LAS PROVINCIAS – VALENCIA
https://www.lasprovincias.es/sociedad/manadas-felix-20200322114152-ntrc.html

EL DIARIO MONTAÑÉS – CANTABRIA
https://www.eldiariomontanes.es/sociedad/manadas-felix-20200322114152-ntrc.html#vca=modulos&vso=eldiariomontanes&vmc=noticias-rel&vli=Empresas

IDEAL - JAÉN
https://www.ideal.es/sociedad/manadas-felix-20200322114152-ntrc.html#vca=modulos&vso=ideal&vmc=noticias-rel&vli=Ja%C3%A9n

LA RIOJA
https://www.larioja.com/sociedad/manadas-felix-20200322114152-ntrc.html#vca=modulos&vso=larioja&vmc=noticias-rel&vli=Culturas

EL COMERCIO – ASTURIAS
https://www.elcomercio.es/sociedad/manadas-felix-20200322114152-ntrc.html
 


miércoles, 11 de marzo de 2020

XVII SIMPOSIO INTERNACIONAL DE NATURALEZA Y FOTOGRAFÍA - 40 AÑOS SIN FÉLIX (2020)


EVENTO CANCELADO
Debido al estado de alarma y las medidas decretadas el Simposium queda cancelado.

Del 3 al 5 de abril
Vila-real, Castellón
Entrada libre


drive.google.com/file/d/1yZVEkzyJIdJyBllZkjp_SUD_BPp24fZo/view?usp=sharing


40 AÑOS SIN FÉLIX

SÁBADO · 4 DE ABRIL · AUDITORI MUNICIPAL
Avenida de la Murà, 1

17: 30 h. Julio García Robles presenta Lobo, un homenaje al Dr. Félix Rodríguez de la Fuente a través de esta mítica criatura. (10’)


17:45 h. Félix Rodríguez de la Fuente fue el mítico creador de El hombre y la Tierra. Frank Cuesta, presentador de Wild Frank en DMAX, dedica a este defensor de la naturaleza su nueva serie en un especial homenaje a su figura y trayectoria. (55’)

Frank Cuesta

18:45 h. Un hombre en la Tierra. Un recorrido por la vida y obra del Dr. Félix Rodríguez de la Fuente de la mano de su hija, la bióloga Odile Rodríguez de la Fuente. (40’)

Odile Rodríguez de la Fuente

19:30 h. El hombre y la Tierra, con Angela Minaya, Carlos Sanz, Carlos Llandres, Javier Castroviejo y Miguel Molina. Un sentido homenaje al Dr. Félix Rodríguez de la Fuente del equipo que le acompañó en esta serie mundialmente famosa. (30’)

Angela Minaya, Miguel Molina, Carlos Llandres, Odile Rodríguez y Carlos Sanz

20:30 h. Lizzy Gallo y Abel Campos presentan la Gala de Premios EDC NATURA.

PREMIO EDC NATURA-FUNDACIÓN OMACHA

En el 40 aniversario del fallecimiento del Dr. Félix Rodríguez de la Fuente, EDC Natura-Fundación Omacha y el Ayuntamiento de Vila-real realizan un homenaje en memoria de este gran divulgador de la naturaleza, con la presencia de su hija Odile Rodríguez de la Fuente y de los integrantes del equipo de El hombre y la Tierra: Ángela Minaya, Carlos Sanz, Carlos Llandres, Javier Castroviejo y Miguel Molina.



lunes, 24 de febrero de 2020

VISITA AL CENTRO DEL LOBO DE UN GRUPO DE CRUZ ROJA JUVENTUD DE VALLADOLID EL 15 DE FEBRERO DE 2020

Proyecto "Promoción del éxito escolar".
Cruz Roja Juventud de Valladolid.

Diario de un joven que ha visto lobos por primera vez y piensa que es un animal más que mágico, único.

El sábado nos fuimos de excursión hasta la provincia de Zamora. Concretamente al norte de Zamora, entre Sanabria y la Sierra de la Culebra, un reducto zamorano donde el lobo ibérico nunca ha dejado de vivir, incluso cuando más presión por parte del ser humano ha sufrido. Allí, animales salvajes y pastores han sabido convivir y aún lo hacen.

Por la mañana nos fuímos hasta Robledo, a visitar el Centro del Lobo Ibérico. Fue la primera vez que pude ver un lobo de verdad y vivo.. Era tal y como me esperaba, un animal único y mágico. Allí, Carlos Sanz, etólogo que trabajó con Félix Rodríguez de la Fuente durante 5 años contestó a todas nuestras preguntas y fue muy amable con todos y todas nosotras.







El Centro del Lobo Ibérico de Robledo cierra el año con 4.000 visitantes más

(En 2019 tuvo 42.128 visitantes, frente a los 38.268 de 2018)

Noticias Castilla y León - ZAMORA- 9 de febrero de 2020

https://www.noticiascyl.com/t/1707423/centro-lobo-iberico-robledo-cierra-ano-4000-visitantes

Carlos Sanz con lobos en el Centro del Lobo Ibérico
 
Los 38 centros gestionados por la Fundación Patrimonio Natural recibieron a un total de 519.326 visitantes durante el pasado año, lo que representa un incremento del 2,19 % respecto al 2018. Las Casas del Parque y los Centros Temáticos se han convertido en lugares de referencia para los ‘turistas verdes’ que acuden a los espacios naturales de la Comunidad. La Aulas del Río siguen teniendo gran predicamento entre los aficionados a la pesca sostenible.

En la provincia de Zamora, el Centro del Lobo Ibérico – Félix Rodríguez de la Fuente, sigue aumentando sus visitantes, gracias al atractivo de este cánido. El pasado año cerró sus visitantes en 42.128, frente a los 38.268 de 2018 (10,09 %); la casa de los Arribes del Duero zamoranos aumentó en 330 visitantes (16.883 a 17.213); el centro del lago de Sanabria creció en 2.136 (de 18.618 a 20.754) y la casa de la reserva natural de Villafáfila, prácticamente se mantiene en entorno a los 16.031 (incremento del 0,11 %). En Zamora, el centro que se ubicaba en San Martín de Castañeda dejó de ser gestionada por la Fundación Patrimonio Natural.

Pese a estos buenos datos en general, Zamora es la única provincia de la Comunidad, junto con Burgos, cuyas visitas a las Casas del Parque ha descendido en un 6,08 %.  


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...