domingo, 5 de junio de 2016

ACLARACIONES SOBRE EL INCIDENTE DE CARLOS SANZ EN EL CENTRO DEL LOBO IBÉRICO

Estimad@s amig@s:

Como much@s de vosotr@s ya sabéis, el pasado 26 de mayo tuve un serio percance en el Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León (Robledo de Sanabria - Zamora) (http://www.centrodellobo.es/), en donde trabajo como biólogo responsable del mantenimiento y manejo de los lobos. Incidente del que inmediatamente se hicieron eco los medios de comunicación, con diversas noticias que en las primeras horas fueron un tanto confusas y alarmistas, a causa especialmente de mi traslado en helicóptero a un hospital de León, y que causaron la lógica preocupación en quiénes las leían o las seguían por televisión. 
Debo recordar antes de nada que llevo trabajando y conviviendo con lobos más de cuarenta años, habiendo criado más de un centenar de ejemplares para diversos programas de televisión, documentales, exposiciones y todo tipo de proyectos didácticos y divulgativos relacionados siempre con la defensa y la conservación de la especie, desde los tiempos de “El Hombre y la Tierra” hasta la actualidad. (http://carlossanzamigolobo.com/carlos_sanz_y_el_hombre_y_la_tierra.html). Y en todos estos años jamás había sufrido una agresión directa por parte de un lobo, ni había tenido siquiera que ir al médico para curarme ninguna herida ocasionada por alguno de estos animales.

 Carlos Sanz con “Atila”, “Dakota” y “Jara”, 
en el Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León


Sin embargo, en esta ocasión me vi sorprendido por una reacción agresiva y totalmente inusual por parte de “Atila”, un fuerte y poderoso macho de cuatro años de edad, que en ese momento estaba acompañado por “Dakota” y “Jara”, otras dos lobas de cuatro y tres años, respectivamente. Conviene señalar que “Dakota” estaba en avanzado estado de gestación, y que aunque habitualmente se muestra sumisa y cariñosa conmigo (y generalmente también con mis compañeros de la Unidad de Manejo y Control Veterinario del Centro), tal vez ese día estaba especialmente “mimosa” y con ganas de afecto. Y es probable que en ese momento “Atila” se sintiese algo “celoso” y excesivamente “protector” de su hembra, reaccionado de forma imprevista y con una marcada agresividad hacia mi persona. Y aunque el macho dominante de esa manada me ha podido considerar en cierto modo como un “competidor” en determinadas circunstancias, siempre me ha respetado y me ha permitido permanecer junto a él y a “Dakota” sin ningún problema, incluso durante los días más “íntimos” del período de celo de la pareja…

El caso es que por algún “extraño motivo”, cuando el pasado 26 de marzo entré con los lobos acompañado de mi compañera Silvia (la veterinaria que atiende y cuida a los animales del Centro para que se encuentren en las mejores condiciones físicas, síquicas y sanitarias posibles), “Atila” se mostró desde el primer momento más nervioso y asustadizo de lo habitual… E incluso pienso que estaba un poco “a la defensiva” y que pudo considerarme como una “amenaza” para su loba, intentando defenderla de una forma totalmente inesperada y agresiva, y lanzándose sobre mí en una reacción absolutamente inusual y extraordinaria en un lobo “troquelado” y socializado con las personas desde sus primeros días de vida…

Afortunadamente, la rápida y acertada intervención de mi compañera Silvia, que desde el primer momento me prestó su ayuda y reaccionó decididamente, salvaguardando ella misma su propia seguridad, me permitió salir del recinto por mi propio pie…

Una llamada al 112 por parte de Darío (un compañero de mantenimiento del Centro que inmediatamente me atendió tras el incidente), puso en marcha la rápida y eficaz intervención de los equipos sanitarios, que me realizaron las primeras curas de urgencia sobre el terreno, y que me trasladaron posteriormente en ambulancia y helicóptero medicalizado al Complejo Hospitalario de León, donde me hicieron todas las pruebas diagnósticas necesarias y me curaron con gran cariño y profesionalidad las diversas heridas sufridas en mi “pelea” con “Atila”, dándome el alta hospitalaria a media tarde.

Felizmente, y aunque las heridas fueron múltiples y de cierta gravedad, afectándome principalmente a los brazos, a la pierna izquierda y al cuero cabelludo, ninguna de ellas me afectó al cuello ni a ningún órgano vital, ni tampoco a venas, tendones ni nervios importantes. Y gracias a los antibióticos que estoy tomando desde entonces y a las curas diarias que me están realizando en el centro de salud o en mi propio domicilio, tengo que comunicaros con gran satisfacción que todas las heridas están cicatrizando perfectamente, que ninguna de ellas se ha infectado, que no he tenido fiebre en ningún momento y que los dolores han sido bastante “soportables”…

Y espero que en pocos días me den el alta médica y pueda reincorporarme al trabajo a la mayor brevedad posible, con muchos ánimos y ganas renovadas de seguir luchando por la conservación del lobo y por su compatibilidad con los humanos de todo tipo y condición…

Carlos Sanz con "Atila" en el Centro del Lobo 
Ibérico de Castilla y León


INTENTO DE “SABOTAJE” EN EL CENTRO DEL LOBO IBÉRICO

Pero no puedo dejar de comentar un hecho insólito e “inexplicable” que ocurrió precisamente el día anterior a mi incidente con los lobos, y que tal vez pudiera haber sido el responsable del nerviosismo generalizado de los animales el pasado 26 de mayo, e incluso el desencadenante del extraño y agresivo comportamiento manifestado por “Atila” cuando yo entré en su recinto.

Pues mientras mis compañeros de la Unidad de Manejo y Control Veterinario (Silvia y Tomás) se encontraban con tres de los lobos del Centro, realizando las habituales tareas de socialización y habiéndolos trasladado de un cercado a otro para fortalecer el “espíritu de manada” y para mejorar el enriquecimiento ambiental de los animales, observaron que una de las lobas (“Oscura”) se salió del cercado por un gran hueco practicado en el vallado, y que otro de los lobos (“Sauron”) se asomaba con cierto recelo por un gran portón de acceso al recinto, cuyas puertas estaban abiertas “casualmente”…

Inmediatamente se dieron cuenta de que “alguien” había roto el candado y había dejado las puertas abiertas intencionadamente, y que además había realizado un gran “boquete” en el cercado, cortando un amplio tramo de la gruesa alambrera del vallado de aproximadamente 2,5-3 m. de largo por 1 m. de altura. Para “rematar la faena” había doblado la alambrera cortada en su parte inferior, y había colocado encima ramas de brezo y otros arbustos para que los lobos no recelaran y pisaran encima, con la clara intención de que se salieran por el orificio practicado. Y para “rizar el rizo” había cortado también el cable del pastor eléctrico de seguridad, y se había “divertido” practicando un corte de similares características y amplitud a pocos metros de distancia y a la misma altura, en el doble vallado de seguridad que recorre perimetralmente toda la extensión del Centro, con la clara intención de que los lobos hubieran atravesado sucesivamente las dos aberturas “paralelas” practicadas en la doble cerca y que se hubieran escapado a terreno libre y abierto…

Mis compañeros cerraron inmediatamente las puertas y evitaron que “Sauron” y “Clarita” salieran del recinto, mientras que “Oscura” se mantuvo en el amplio espacio existente entre los dos vallados de seguridad durante algún tiempo, algo asustada y desorientada, apartada del resto de los lobos y sin saber muy bien cómo volver con el resto de la manada. Tiempo de “estrés” por parte de todos los lobos del Centro y de cierto nerviosismo y preocupación por parte de mis compañeros, hasta que finalmente lograron tranquilizar a la loba “escapada” y consiguieron que entrase por una de las puertas de otro cercado anejo y se reuniera finalmente con sus hermanos… Y una vez controlados todos los lobos dentro de los recintos de seguridad, procedieron a reparar provisionalmente los desperfectos ocasionados en los vallados, estuvieron “tranquilizando” a los lobos durante un buen rato, y volvieron a ubicar a cada manada en los correspondientes cercados de manejo acondicionados para su esparcimiento y para la adecuada contemplación por parte del público visitante.

Nunca sabremos con total seguridad si los “insensatos” que se divirtieron la noche anterior cortando los vallados estuvieron además hostigando a los lobos para que escaparan de sus recintos, ni si estos hechos fueron el “detonante” que hizo explotar con inesperada agresividad el instinto protector de “Atila” hacia su hembra, o si los cortes de los vallados (al parecer con una radial…), los ruidos y movimientos a horas intempestivas, los gritos, las carreras, los nervios, el estrés y el “mal rollo” general que hubo el día anterior en el Centro entre personas y animales pudo influir, de forma decisiva, en el insólito y excepcional comportamiento del lobo hacia mi persona, que pudo tener consecuencias mucho más graves …

Pero de lo que no cabe duda es que el “intento de sabotaje” perpetrado por unos “salvalobos” irresponsables desestabilizó el normal y buen funcionamiento del Centro del Lobo Ibérico, y ha supuesto una grave amenaza para la propia continuidad de este importante Proyecto de educación ambiental, de divulgación y de sensibilización sobre esta emblemática especie de nuestra biodiversidad, que se puso en marcha tan solo hace unos meses gracias al trabajo, el esfuerzo y la ilusión de muchas personas, y al apoyo y la financiación conjunta y solidaria de muchas Instituciones. Poniendo en riesgo, además, los puestos de trabajo de todas las personas que directa o indirectamente prestan sus servicios en dicho Centro, un punto de referencia a nivel nacional e internacional que sin duda se está convirtiendo en un motor de desarrollo socioeconómico de la Sierra de la Culebra y su entorno, y que ya ha recibido más de 16.000 visitas desde que se abrió al público el pasado mes de octubre.

Por otra parte, conviene destacar que los “iluminados” que pretendieron “liberar” a los lobos socializados o “troquelados” del Centro (“hazaña” que afortunadamente no consiguió su objetivo, y que espero sirva a sus autores para reflexionar y para no volver a intentar nada parecido…), pusieron asimismo en peligro la seguridad e integridad de otras personas y de los propios animales, pues en el caso de que algún ejemplar realmente hubiera sobrepasado el doble vallado de seguridad y hubiera accedido al exterior, probablemente hubiera sido atacado por otros lobos salvajes que habitan en la zona, y que le hubieran considerado como “intruso” en su territorio; o podría haber sido atropellado o sufrir cualquier otro percance si se hubiera aproximado a zonas habitadas en busca de comida… Aunque personalmente pienso que incluso en ese hipotético caso nunca se hubiera alejado mucho del Centro, en donde permanecían el resto de los lobos de su manada…

No esperamos que los “valientes” que rompieron los vallados de los lobos con nocturnidad y alevosía den la cara y pidan perdón por los daños causados y los que pudieron provocar, pero sí que confiamos en que las investigaciones de la Guardia Civil permitan identificarlos y ponerlos a disposición de la Justicia lo antes posible, para que al menos “se les caiga la cara de vergüenza”…

En cualquier caso, quisiera aprovechar este incidente, del que involuntariamente he sido “protagonista”, para hacer un llamamiento a todos los amantes, admiradores y defensores del lobo para que condenen de la forma más enérgica posible cualquier forma de acción violenta en la defensa de nuestro “Amigo Lobo”.

A la especie más polémica y controvertida de nuestra fauna no se la protege ni se la defiende mejor con acciones “radicales” ni con insultos y descalificaciones de los que piensan diferente, y que únicamente provocan enfrentamientos con otros colectivos y agentes sociales, sino con respeto, tolerancia y diálogo entre todos, buscando fórmulas de consenso y equilibrio que hagan compatibles los distintos intereses y visiones que existen en nuestra sociedad en torno al lobo. Pues en el Siglo XXI y en nuestro País no sólo es posible, sino que resulta totalmente imprescindible lograr una auténtica y duradera coexistencia entre el lobo y los diferentes actores y colectivos que de una u otra forma conviven con él, y que están implicados en su conservación y en su gestión: personal de las distintas administraciones medioambientales, asociaciones agrarias y sindicatos ganaderos, sociedades y federaciones de cazadores, ONGs conservacionistas, medios de comunicación y sociedad en general.


AGRADECIMIENTOS

Muchas gracias de todo corazón a tod@s los que os habéis interesado y/o preocupado por mí desde el primer momento, mostrándome vuestro afecto y apoyo, y enviándome ánimos y buenos deseos de recuperación personalmente o a través de llamadas telefónicas, mensajes de voz o correo electrónico, whatsapp, sms,… Gracias a los medios de comunicación, a todos los equipos técnicos, médicos y sanitarios que me atendieron, me trasladaron en ambulancias y helicóptero y me curaron las heridas. Gracias a los responsables de la Junta de Castilla y León, de la Fundación Patrimonio Natural y a mis compañer@s del Centro del Lobo Ibérico de Robledo de Sanabria, que me han acompañado y arropado desde el minuto uno. Gracias a mis familiares, amig@s y conocid@s, que se sobresaltaron con las primeras y alarmantes noticias del incidente… Gracias también a todas aquellas personas que no me conocen de nada, pero que asimismo me han mostrado su solidaridad y apoyo, directa o indirectamente, a través de terceras personas, de los distintos medios de comunicación y de las redes sociales,…

Y muchas gracias especialmente a mi compañera Silvia por su rápida y decisiva intervención, pues a ella le debo que todo haya quedado en un “susto” y que ya pueda estar de nuevo con tod@s vosotr@s, intentando contribuir en la medida de mis posibilidades a buscar puntos de encuentro y diálogo, y a lograr una auténtica coexistencia entre el Hombre y el Lobo…

Por mi parte no guardo el menor “rencor” a nadie, ni a lobos ni a personas, y tan solo considero los incidentes ocurridos como si fueran “gajes del oficio”…

Saludos y aullidos para tod@s

Carlos Sanz http://amigolobocarlossanz.blogspot.com.es/ 


 Carlos Sanz aullando con “Dakota” y “Atila”, 
en el Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León


Enlaces relacionados:

Un lobo en cautividad ataca a uno de los mayores expertos españoles en esta especie
 
Herido por ataque de lobo el cuidador de los cánidos del Centro de Robledo
 
Evacuan a León a un trabajador del Centro del Lobo tras ser atacado por uno de los animales
 
Herido un trabajador del Centro del Lobo de Robledo al ser atacado por uno de los animales
 
Un lobo muerde en la cabeza, cuello y brazos al cuidador del Centro Temático de Robledo
 
La Junta desconoce la causa del ataque del lobo al cuidador Carlos Sanz
 
Relacionan el ataque de lobo sufrido en Robledo con un sabotaje
 
Lobo Marley "reprueba" que se quieran soltar animales "que no pueden vivir en libertad"
 
VÍDEOS RELACIONADOS:

Dan el alta al técnico herido del Centro del Lobo Ibérico de Robledo, Zamora
 

domingo, 3 de abril de 2016

XIII SIMPOSIO INTERNACIONAL DE NATURALEZA Y FOTOGRAFÍA (Vila-Real 2016)


Simposium 2016

EDC Natura-Fundación Omacha

Del 15 al 17 de abril de 2016

https://drive.google.com/file/d/0By5HMXg4W6atR2ljb0NocWVONkk/view?usp=sharing

Vila-real, Castellón

Entrada libre


Un año más, EDC Natura-Fundación Omacha y el Ayuntamiento de Vila-real presentan una nueva edición del Simposio Internacional de Naturaleza y Fotografía (Simposium 2016). Exposiciones, concursos, ponencias, charlas, audiovisuales y un gran elenco de profesionales de la ciencia, la aventura y la naturaleza se citan en un evento que, a base de esfuerzo e ilusión, se ha convertido en un referente internacional en estudio, divulgación y conservación de la naturaleza. 

https://drive.google.com/file/d/0By5HMXg4W6atR2ljb0NocWVONkk/view?usp=sharing


SÁBADO 16 DE ABRIL · AUDITORIO MUNICIPAL  
Avenida de la Murà, 1
17.00 horas

Carlos Sanz. Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León. 

Características, funcionamiento y objetivos de este centro de referencia en la conservación y gestión del lobo, tanto a nivel nacional como internacional.
Web: www.centrodellobo.es


 Carlos Sanz. Biólogo del Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León


FOTOGRAFIAS SIMPOSIUM

Albert Masó presentando a Carlos Sanz en el XIII Simposium 
Internacional de Naturaleza y Fotografía 2016

Carlos Sanz explicando las características de la Sierra de la Culebra

 Carlos Sanz durante su ponencia sobre el Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León



Enlaces relacionados:








domingo, 28 de febrero de 2016

III JORNADAS LOBERAS NATURALTUR EN SEGOVIA (5 y 6 marzo 2016)

Naturaltur organiza una nueva edición de sus jornadas loberas.
Parque Natural Hoces del Duratón
Centro Inforex de Formación Medioambiental

San Miguel de Bernuy (Segovia)

El Adelantado - Sebúlcor | 24/02/2016

La localidad segoviana de Sebúlcor acogerá el fin de semana del 5 y 6 de marzo una nueva edición de sus jornadas loberas, en las que se podrá conocer más a fondo el mundo de este animal, al que rodean numerosas leyendas y mitos.

(Clica sobre la imagen para ampliarla)

Organizadas por la empresa de turismo de aventura Naturaltur, el programa incluye una visita a la exposición ‘Amigo lobo, leyenda y realidad del Lobo Ibérico", realizada por Carlos Sanz. También se han preparado coloquios, se emitirán proyecciones audiovisuales, y se organizarán debates con la presencia de ganaderos en torno a la problemática del lobo, y el análisis por parte de especialistas de la legislación en torno al animal.

https://drive.google.com/file/d/0By5HMXg4W6atcDdGQW1mN05QNUk/view?usp=sharing


Entre los participantes se encuentran Odile Rodríguez de la Fuente, hija del famoso naturalista; el biólogo Carlos Sanz; Marcos Rodríguez Pantoja, conocido como ‘El niño lobo de Sierra Morena’; el teniente jefe del Seprona de Segovia, Jesús Calvo; o el especialista del Ministerio de Medio Ambiente, Francisco García Domínguez, entre otros.

Se trata de la tercera edición de esta convocatoria cuya participación requiere inscripción previa en los teléfonos 921521424 ó 921521727.

 

 NOTA DE PRENSA

Jornadas loberas

Leyenda y realidad del lobo ibérico

            Naturaltur, Amigos del Duratón y Hotel Boutique Hoces del Duratón organizan el fin de semana del 5 y 6 de marzo las III Jornadas Loberas, un monográfico teórico-práctico a cargo de varios especialistas y referentes en la materia, además de profesionales que ofrecerán una visión sobre la situación actual del lobo en nuestra geografía, los mitos, las realidades, las diferencias entre sectores y las soluciones propuestas y previstas para una adecuada coexistencia y convivencia.
Para ello contamos con la colaboración de grandes conocedores de la especie como Carlos Sanz, biólogo del Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León; Odile Rodríguez, directora de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente e hija del ilustre naturalista; Tete Peralta, naturalista de Fauna y Acción; Marcos Rodríguez Pantoja, protagonista real de la película “Entre Lobos”;   Jesús Calvo, Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA); Francisco García Domínguez, Agente Medioambiental especialista en manejo de fauna salvaje; todos ellos persiguen un mismo objetivo, la conservación de nuestro lobo ibérico.
Las actividades teóricas, exposiciones y coloquios se desarrollarán en nuestras aulas de San Miguel de Bernuy y Sebúlcor, en el entorno de las Hoces del río Duratón, un entorno de valiosa importancia para la especie. 
Para consultar más información póngase en contacto con nosotros a través de www.naturaltur.com, www.hotelhocesdelduraton.com y en los teléfonos 921 52 14 24 y 921 52 17 27.


FOTOGRAFÍAS


jueves, 4 de febrero de 2016

NUEVOS REPORTAJES SOBRE EL CENTRO DEL LOBO IBÉRICO

 
https://drive.google.com/file/d/0By5HMXg4W6atcWEtUU8zWFNhZlE/view?usp=sharing

LA POSADA Nº 808 - 8 de enero de 2016
ECOTURISMO
EL CANTO DEL LOBO



https://drive.google.com/file/d/0By5HMXg4W6atbTM3RXl3eVBtRUE/view?usp=sharing 
¡HOLA! VIAJES
Las mejores escapadas para 2016
Por la Sierra de la Culebra - Zamora
EN TIERRA DE LOBOS

-------------


De rincón perdido a mapa de la Unesco 

La provincia de Zamora lidera el proyecto de la Meseta Ibérica, que es la más joven de las reservas de la biosfera peninsulares y la mayor de Europa de carácter transfronterizo.
 
22.01.2016 | 09:03 
Carlos Sanz da de comer a dos ejemplares 
en el Centro del lobo de Robledo.


A. F. ¿Qué tienen en común el lago de origen glaciar más grande de la Península, la reserva de caza europea con mayor densidad de lobo ibérico o el cañón del Duero fronterizo que alberga especies singulares como la cigüeña negra, el águila real, el alimoche o el buitre leonado?

Todos ellos son paisajes singulares de las comarcas zamoranas limítrofes con Portugal que hasta ahora gozaban por separado de figuras de protección medioambiental. Desde hace siete meses han sumado fuerzas y junto a espacios naturales contiguos de la provincia de Salamanca y de la región Norte de Portugal han constituido la reserva de la biosfera transfronteriza Meseta Ibérica.

El nuevo sello de la Unesco de calidad medioambiental y sostenibilidad turística está liderado por Zamora, que concentra 48 municipios de la Meseta Ibérica, frente a 27 de Salamanca y 12 de Portugal.

Juntos han creado, en el marco de una agrupación europea impulsada por las diputaciones de ambas provincias y por las autoridades locales portuguesas, la que actualmente es la mayor reserva transfronteriza europea.

A sus atractivos paisajísticos se han añadido en los últimos meses nuevos recursos turísticos como el centro del lobo. Enclavado a las afueras de Robledo, un pueblo de apenas cuarenta habitantes, en sus instalaciones se crían en semilibertad ejemplares de la especie a los que los turistas pueden observar en los comederos.

Un contacto directo con la naturaleza y con la fauna que sólo es posible en rincones como el oeste de la provincia de Zamora. Un territorio que históricamente ha permanecido aislado por las condiciones orográficas y que ahora acorta distancias con el resto del país gracias a nuevas infraestructuras como el AVE o el tramo zamorano de la Autovía de la Plata. De esta forma, se acercan al resto de España paisajes singulares en los que perderse para descubrir la más joven de las reservas ibéricas de la biosfera. La última en incluirse en el mapa mundial de la Unesco de los territorios turísticos con ese marchamo de calidad.
 ----------------------------

Una de cal y otra de arena... El lobo en La Culebra 
lunes, 8 de febrero de 2016  (Ignacio Geopiedra)
Enlace:
http://geopiedra.blogspot.com.es/2016/02/una-de-cal-y-otra-de-arena-el-lobo-en.html


Cualquiera que me conozca sabe que me apasiona la Sierra de La Culebra… Algunos lo han padecido y otros lo han disfrutado…



La Culebra…, una sierra remota y aislada, inaccesible hasta hace bien poco y que por otro lado, no dispone de un paisaje especialmente monumental… como tampoco lo es su arquitectura, pero que precisamente por ser un lugar que podemos calificar de perdido, abandonado o despoblado, ha sido elegido por la más fascinante de nuestras especies animales, para establecer, posiblemente sus mejores poblaciones a nivel mundial.


El lobo…, el lobo ibérico. En un sorprendente paralelismo con esos ahora famosos lobos de Chernóbil, este ser mítico y fantasmal solo necesita de la tranquilidad de la sierra recóndita, para escondido en sus pinares de repoblación, o campando entre sus brezales, en la penumbra del amanecer o del atardecer, desarrollar su compleja y civilizada vida social y cazar los ciervos con los que alimenta a sus manadas.

El lobo atrae a una nueva suerte de moradores a la sierra. La recorre en efecto ahora una moderna población, habitantes o visitantes, capaz de gozar de la atmósfera indómita de miles de hectáreas casi inhabitadas, a la que estremece la idea de compartir este espacio con un ser tan fascinante y quienes, ingenuos, no entienden que otros hombres esperen como ellos al lobo no para observarlo con sus telescopios, sino para descerrajarle un tiro mientras come confiado un cebo de trampa y de engaño.


Ingleses, franceses, alemanes, americanos, japoneses, por supuesto españoles y gentes de otra infinidad de países acuden a La Culebra, se gastan enormes sumas de dinero que repercuten en un nuevo dinamismo turístico y madrugan, pasan frío y solo ocasionalmente tienen la suerte de cumplir su sueño, a veces fugazmente de avistar a los siempre discretos lobos.  

Más allá de opiniones puristas, que para todo hay criterios, siempre me ha parecido que de una u otra manera la gente debe poder ser partícipe de la realidad de las cosas y en este sentido, el nuevo Centro de Interpretación del Lobo Ibérico en Robledo es una infraestructura magníficamente bien planteada y mejor ejecutada. No en vano cuenta con el asesoramiento del famoso biólogo especialista en lobos Carlos Sanz, su propia y entusiasta presencia personal y un grupo de lobos criados en cautividad que en nada agreden a la conservación de los lobos indómitos de la sierra.



Se podrá criticar que estos lobos viven en cautividad, pero este es un punto de vista que sigue juicios animalistas y no conservacionistas. En contrapartida, la labor de educación, de desmitificación y de promoción bien valen esta instalación.

Pero si esta es la de cal, no falta la de arena. La Sierra de La Culebra, a pesar de lo ya expuesto no es en rigor un área protegida. No es un Parque Natural, sino una Reserva Regional de Caza en la que entre otras especies, se caza al propio lobo.


Y no es ya que no exista ninguna infraestructura para facilitar la observación a los miles de aficionados que aquí acuden cada año…, es que las manadas se desconfiguran con la muerte de los ejemplares más grandes y hermosos, los “alpha”, los líderes de los clanes y por desgracia los más codiciados por los cazadores, haciendo muy difícil la observación de cualquier otro ejemplar durante días o semanas después de una cacería.

La profunda mirada de estos seres, su porte majestuoso y su pelaje brillante compensan a los aficionados de cualquier esfuerzo… hasta el punto de regresar una y otra vez y en algunos casos, hasta para venirse a vivir a La Sierra.


Y sin embargo … ¿cómo pueden opuestamente ser víctimas de la codicia y la falta de humanidad de otros…? ¿Cómo puede el poder político, populista, oportunista y sordo al progreso humano proponer extender su área de caza al sur del Duero, en donde actualmente es especie protegida? ¿O prometer algo tan salvaje, inculto y además falaz como que si ganan tales o cuales elecciones declararán algún territorio “libre de lobos”? Deprimente, pero es la cruda realidad, no sólo en La Culebra sino en tantos otros lugares de España y de todo el mundo en dónde la atávica persecución del lobo continúa, legal o ilegalmente.


Como se viene hace tiempo reivindicando, pero con particular notoriedad estos días, el lobo debería dejar de ser especie cinegética, compensando los intereses económicos afectados por su presencia, con rapidez y generosidad, pero sobre todo con rigor, porque se han conocido casos de fraude en las reclamaciones de daños por ataques de lobo al ganado. Se le debería además exigir a los ganaderos que pongan los medios para proteger a sus rebaños en vez de reclamar el exterminio de los lobos..., de los lobos de todos.


¿Si se debería proteger al lobo de manera general, como no debe de hacerse con mayor razón en La Culebra, al tiempo que se promociona y gestiona una mayor, mejor y beneficiosa afluencia de visitantes? Hay estudios muy serios que reflejan la inmensa desigualdad entre el beneficio de la actividad turística en torno al lobo y su caza. Aunque solo fuera por eso…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...